Home / Local / «Los Rosiñol serán responsables de lo que nos pase»
18676574_10211767195311492_1925521635_o

«Los Rosiñol serán responsables de lo que nos pase»

María del Rosario Calderón Cabrera y su esposo Abigail López de la Cruz, demandan a Jorge Rosiñol Abreu ante el Juez del Ramo Civil del Primer Distrito Judicial del Estado por querer arrebatarles el terreno que han trabajado desde hace 25 años. Además de hacer responsables directos a los hermanos Rosiñol Abreu, Jorge Y Rubén, por cualquier cosa que les pase a ellos o su familia, por el constante acoso del comisario Municipal de Puerto Rico Mario de Jesús Vela Calderón.

18676566_10211767175430995_1784031658_o

Durante la investigación realizada por este medio, se encontraron varias consistencias entre el terreno denominado «El Cuerudo Tamaulipeco» propiedad de los hermanos Rosiñol y el predio «San Judas Tadeo» de María del Rosario Calderón Cabrera. En la subasta realizada el 24 de Junio del 2015, el predio rústico denominado «el cuerudo tamaulipeco», vendido por la dirección ejecutiva de Comercialización de bienes muebles e inmuebles del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), determina que se ubica a 5 km sobre la carretera federal ciudad del Carmen-Villa hermosa, ciudad del Carmen, Campeche, mientras que el predio “San Judas Tadeo” se ubica en el kilómetro 156 de la carretera federal 180.

La segunda inconsistencia es en el precio, el predio “El cuerudo tamaulipeco” fue adquirido por representantes de la empresa Proyectos Inmobiliarios del Carmen S.A. por 4 millones 704 mil 255 pesos, lo que según Abigail López de la Cruz podría ser el motivo real de la ambición de los Rosiñol, presentar su terreno como el adquirido en la subasta del SAE y sacarle el mayor provecho posible al revenderlo o construir en esa zona y cotizarlo muy por encima de su valor real.

Otra inconsistencia más son las medidas de los dos predios en cuestión, en la licitación emitida por el SAE, determina que el terreno ofertado en subasta denominado “El Cuerudo Tamaulipeco” tiene una extensión de 31 hectáreas con 36 metros y 17 centímetros mientras que el terreno denominado “San judas Tadeo” solo tiene una extensión de 7 hectáreas 228 metros y 35 centímetros. Por todo ello, los dos adultos mayores que aseguran ser dueños del predio «San Judas Tadeo», presentarán estas anomalías ante el juez que lleva su caso, para demostrar que Jorge y Rubén Rosiñol quieren adueñarse de un terreno completamente diferente, dejándolos a ellos sin su propiedad.

Ver tambien

20nit4-831x560

Pemex vierte aguas residuales sin permiso de Conagua.

Petróleos Mexicanos y empresas a su servicio realizan descarga de aguas residuales sin permisos ni …